domingo, 7 de diciembre de 2008

Miguel Hernández. Nanas de la cebolla

Haz que los adjetivos escritos entre paréntesis concuerden en género y número con los nombres a los que complementan. Anota en tu cuaderno el nombre con el adjetivo o adjetivos.

(Dedicadas a su hijo, a raíz de recibir una carta de su mujer,en la que le decía que no comía más que pan: y cebolla).

La cebolla es escarcha1
__________ (cerrado) y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y __________ (redondo).

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba2.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer __________ (moreno)
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te traigo la luna
cuando es preciso.

Alondra3 de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en tus ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que mi alma al oírte
bata4 el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea5.

Es tu risa la espada
más __________ (victorioso),
vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito6 el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero7
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan lato8,
tan extendido,
que tu carne es el cielo
recién nacido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares9.
Con cinco _________ (diminuto)
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines10
_________ (adolescente).

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa ni
lo que ocurre.

escarcha, s.f. Rocío de la noche congelado: El césped apareció esta mañana cubierto de escarcha. ETIMOLOGÍA: De origen incierto.

amamantar v. Dar de mamar: La perra amamanta a sus cachorros.En este caso el verbo es pronominal: Mamar.

alondra s.f. Pájaro con la cola en forma de horquilla, el vientre blancuzco y el resto del cuerpo de color pardo con manchas oscuras, que tiene una pequeña cresta en la cabeza, y emite un canto muy agradable: La alondra es un ave migratoria. ETIMOLOGÍA: Del latín alaudula (alondra pequeña).MORFOLOGÍA: Es un sustantivo epiceno: la alondra {macho/hembra}.

batir, Referido a un adversario, vencerlo o derrotarlo: Esa nadadora batió a sus contrincantes tres años seguidos.

relampaguear. Despedir luz o brillar de manera intensa e intermitente: La luz del faro relampagueaba en la oscuridad de la noche.

súbito. Imprevisto, inesperado o repentino: un golpe súbito.

jilguero, ra s. Pájaro cantor muy vistoso, con el plumaje pardo, amarillo y negro, y la cabeza blanca con una mancha roja en torno al pico y otra negra en lo alto: Los jilgueros son pájaros muy apreciados por su canto. ETIMOLOGÍA: Del antiguo sirguero, y este de sirgo (paño de seda), porque los colores del pájaro recuerdan los de este tejido.

lato, ta. adj. 1 Extenso, dilatado: La llanura se extiende por un lato territorio.

azahar. s.m. Flor blanca, esp. la del naranjo y otros cítricos ETIMOLOGÍA: Del árabe al-azhar (las flores blancas).ORTOGRAFÍA: Dist. de azar.

jazmín. s.m. 1 Arbusto con tallos trepadores, verdes, delgados y flexibles, con hojas alternas y compuestas, y flores en forma de embudo con cinco pétalos, blancas o amarillas y muy olorosas: El jazmín aguanta bien las temperaturas frías. 2 Flor de este arbusto: El jazmín se usa en perfumería por su intenso aroma. ETIMOLOGÍA: Del árabe yasimin.

No hay comentarios: